Inspiración, Pensamiento -1, Vida

14 de Febrero: ¡El día del perdón y la amistad!.

February 7, 2013
Forgive and Forget-01

¿Y sí San Valentín fuese el día del “Perdón”?

 Can I say something? And, and this comes from a place of total humility. With the acknowledgment that my life is a day-by-day experiment in… really bad decisions. But, er… you’re really messed up. 

Eloise / Love Happens.

Estaba terminando de ver “Love Happens” en Netflix y usualmente cuando estoy viendo películas románticas o inspiradas en la vida misma me comienzo a preguntar… ¿Qué pasaría sí…? Y esta vez me pregunte ¿Qué pasaría si Valentine’s se convirtiese en el día del perdón? Así como un “borrón y cuenta nueva”.

 El 14 de febrero (después de navidad y nuestro respectivo cumpleaños) es una de las ocasiones en las que nos importa hacer algo con alguien más, sentirnos queridos, valorados y hacerle saber a esas personas especiales lo que significan para nosotros a través de algún detalle. Sin embargo, por el otro lado… sí estamos solos pareciera que en esta fecha nos sentimos más solos (sobre todo cuando no se tiene novio/a) o hasta culpables en caso que tengamos una amistad con la que estamos molestos o extrañamos por lo que muy probablemente reaccionemos negativamente hacia esta fecha con comentarios como: “¡Otro día creado por la publicidad y el marketing!” “La gente ni tiene y anda gastando en tanto cosa inútil” que –hasta cierto punto es cierto- es por eso que creo conveniente darle un giro a este día, y convertirlo en el día del perdón.

Forgive and Forget-01

San Valentín es un día genial  pero podemos lograr que se vuelva realmente especial, sobre todo con algo relacionado con algo tan básico: reconocerle a los que queremos su amor incondicional y apoyo pero aquí va el giro diferente de este día: ¿Por qué no acercarnos a aquellas personas con las que nunca solemos hablar? A veces es extraño acercarnos a estas personas, pero una sonrisa puede hacer la diferencia pero el punto más importante: perdonar a aquellos que nos han fallado y sobre todo darnos la oportunidad de perdonarnos a nosotros mismos la vida es demasiado corta para tener raíces de amargura dentro de nuestros corazones también por otro lado brindar las disculpas o corregir quizás una situación en la que se pasó mal.

En mi caso, yo soy bastante pragmática con mis relaciones, sí alguien me falla o me hace daño es probable que me aleje de el por un tiempo, pero esa persona debe de entender que la distancia para mi  es importante sobre todo para sanar heridas (soy una persona muy susceptible y realmente pienso y analizo las situaciones). Por otro lado hay que considerar que hay amistades que vale la pena rescatar o hacer algo al respecto pero a veces… simplemente necesitamos tiempo. Mucha gente mal interpreta esto, pero realmente la presencia indirecta de sus vidas nos puede afectar sobre todo cuando sé que no puedo hablarles o decirles algo por X o Y razón (usualmente suelo alejarme de la gente eliminándolas inicialmente en Facebook  😛 *sorry*), sin embargo cuando una relación no se puede rescatar por X o Y razón realmente trato de identificar en que falle y sí de nada sirve pedir perdón porque ya es demasiado tarde (o ya lo hice y no recibí también de esa persona una respuesta positiva), me perdono a mí misma y digo: espero que esto no vuelva a pasar y pues como es usual de mi persona me siento mal por días y a veces hasta meses, hasta que lo suelto y me libero.

Coraje y perder la vergüenza de decir: Lo siento.

Coraje, cuando se integró a la lengua inglesa, viene de la palabra latina “cor” que significa corazón, originalmente significaba explicar la historia de quién eres con todo tu corazón. Así que estas personas, sencillamente, tenían el coraje de ser imperfectas. Tenían la compasión para ser amables con ellas mismas primero y luego con otros, pues no podemos tener compasión de otro si no podemos tratarnos a nosotros mismos con amabilidad. Y por último, tenían conexión, y esta era la parte difícil, como resultado de su autenticidad. Eran capaces de renunciar a quienes pensaban que debían ser para ser lo que eran, que es absolutamente lo que se tiene que hacer para conectar.

 … Simplemente mencionaban que era necesaria. Hablaban de la buena voluntad para decir “te amo” primero. La buena voluntad de hacer algo donde no había garantías. La disposición de respirar calmadamente mientras esperaban al médico después de su mamografía. La voluntad de invertir en una relación que pueda o no salir bien. Pensaban que esto era fundamental.

Brené Brown.

La voluntad y el coraje usualmente no vienen instantáneamente especialmente para aceptar nuestros errores, pero como decía Brené Brown: El poder de la vulnerabilidad necesitamos aceptar que somos seres humanos y que como seres humanos nos equivocamos (a veces múltiples veces sobre lo mismo hasta que caemos en cuenta de nuestros errores) pero lo importante es aceptar esos errores y cambiar.

Así que espero que San Valentín sea un día de reflexión para nuestras relaciones, para acercarnos a aquellos que necesitan nuestro cariño sobre todo aquellos que necesitan nuestra comprensión y nuestros oídos para que los escuchemos.

You Might Also Like