Inspiración

Carta a mi papi

July 10, 2014
1929668_282359540175_4235997_n

Papi, sé que pasaba mucho tiempo en la compu, lo sé, pero vos más que nadie sabes que este es mi mundo y mis cosas y vos también sabes que la mayor parte y razón por la que pasaba en la compu era buscando música, aún recuerdo cuando llené como con 10 mp3s el disco duro de mi primera o segunda compu -no recuerdo bien- pero sí recuerdo que era una de las cosas por las que más me gustaba en Internet. Gracias papi, siempre agradeceré por siempre quererme mantener conectada.

Sé que había estado ausente por un tiempo, pero lo hice porque pensé que si me ponía las pilas estudiando y trabajando podía ayudarte más, en darte algo mejor. Espero que comprendas que tome ciertas decisiones porque quería darte lo mejor, pero me equivoqué, mi amor y mi compañía y tu cercanía eran más importantes, pero quiero que sepas que esa es la verdadera razón por la que me alejé, porque quería que no te esforzarás en un futuro y te descuidé y muchas veces me frustraba porque necesitaba más y las cosas no salían como querían y sentía que tenía las manos demasiado vacías. Debo decirte que este último año comencé a tomar decisiones para poder lograr darte lo que quería y regresar en algún momento cercano con las manos llenas (no tan llenas como quería) pero dejarte siempre algo a vos y a la familia, pero fracasé papi, lo siento. Me arrepiento. Sé que vos tomaste también decisiones para salir adelante, que me extrañabas y que me amabas, que te reclamé muchas veces por tus decisiones, que muchas de las cosas que fueron parte de tu muerte (especialmente el alcohol) te las advertí muchas veces, desde muy pequeña, pero bueno, me quedo tranquila sabiendo que mientras estabas aquí, en este mundo, al que le diste mucho de vos, de la facilidad en que te despojabas de lo material, del como decía uno de mis tíos: “Jorge se despojaba bien fácil de las cosas, era demasiado dadivoso” es más valioso que eso. Pero pues, me duele que no hayas cambiado y realmente pudiste haber pasado más tiempo con nosotros papi. Pero esta bien, eres testimonio de lo bueno y de lo que también se debe de evitar hacer. Es duro, me duele. Papi, hoy casi me faltan dos años para graduarme, no terminé Derecho. No iba hacer tan buena abogada, soy buena debatiendo, pero Derecho no es mi fuerte. Como te diste cuenta, yo siempre amé comunicar cosas (a pesar que era muy tímida) aún recuerdo cuando me compraste la camara para grabar y para mi era genial ir a Casa Rivas a comprar cassettes nuevos para grabar en el VHS, también cuando me comprabas micrófonos y me enseñaste a grabar sobre cassettes, por los walkmans que me regalaste, aún recuerdo el celeste que me parecía muy lindo y que sí, como siempre, arruiné. Por el discman, por todos los discos que me compraste, incluyendo el de America. Papi, por alguna razón siempre que escucho a America y a Bread me acuerdo de vos. De hecho, antes que te despidieras de nosotros había hecho una playlist con música tuya, era como siempre tenerte encapsulado en música. Aún recuerdo los domingos que haciamos limpieza escuchando música.

Papi, quiero agradecerte por haber tenido los pantalones de ser papi-mami en mi niñez ¡eso es de hombres! pocos hombres asumen eso y vos lo hiciste, gracias. Gracias por haberme enseñado a leer antes de todos, por querer que siempre fuera bien en mis notas y todo, sobre todo en las materías que quería. JAJA, aún recuerdo el día que te dije que era mala para matemática y que te dije que iba a salir súper bien en lenguaje y sociales. ¡Nunca me juzgaste por eso! Gracias :).

Ay papi, tengo nuevo novio y lo amo demasiado y quizás, es demasiado prematuro, pero quizás el sea… no lo sé. Pero por como van las cosas pareciera que sí. Es un buen niño. También tengo un programa en la radio 🙂 ¡Sirvieron esos micrófonos y cassettes! y los programas de radio improvisados que hacia. ¿Te imaginas? ¡Yo en la radio! es  bien genial. Estoy trabajando con una de mis mejores amigas  y con un equipo increíble, me siento muy feliz en mi trabajo, papi. Me quieren mucho y creen en mi.  Y me hacen sentir tan bien, son lo máximo. También me concentro mucho en la música. Yo sé que siempre quisiste que aprendiera a tocar la guitarra y quizás lo culmine, pero soy buena haciendo entrevistas y escribiendo de música. ¡CREO!

Entre otras cosas, quiero que te sientas tranquilo, estoy comprometida en que salgamos adelante, tu casa estará bien, mi hermano también, los abuelos también. Ah y también Tommito, Sasha, Whybee, Rachael y Nikky lo estarán. Gracias por enseñarme tu infinito amor a los animales, es una de las cosas que más me gustaron de vos. Siempre quisiste y fuiste paciente con ellos. Papi, si en algún momento fallo con la casa… quiero que sepas que estoy haciendo lo mejor por mantenerla. Pero tengo fe que todo saldrá bien.

Papi, ayer que estábamos despidiéndote, como te habrás dado cuenta, mucha gente llegó y te dejó un par de lagrimas, yo les dije que se recordarán de lo mejor de ti, de esos momentos en que vos siempre estabas contento, en el que siempre dabas un espacio a los que más necesitaban. Papi, para mi siempre estarás en mi, soy parte de vos, es más, solo necesito verme al espero para verte, porque dicen que soy idéntica a vos, (aunque yo soy más sería que vos), así que vivís en mi. Así que pues, tu vives en mi.

Soy mala llorando así que decidí escribirte esta carta, lo siento de verdad porque todas estas cosas te las pude haber dicho en vida y no lo hice y a pesar que no me quiero sentir culpable al respecto, es inevitable, pero quiero que sepas que la verdadera y única razón fue porque no quería llegar con las manos vacías, quería darte algo, algo mil veces mejor a lo que tenías, pero fallé papi. Lo siento, de verdad.  Me siento muy mal. Me arrepiento. Pero eso no es excusa para decirte algo: ¡Te amo! 😀 y estoy comprometida con mi felicidad y la de mi familia y que, usaré tu vida como testimonio de lo bueno y lo malo, de las decisiones que nos hacen bien pero que también nos hacen mal, que nos matan. Papi, no te voy a juzgar nunca, pero no merecías dejarnos a tus 49 años. Merecíamos más de vos. Pero todos tenemos un plan en este mundo, de lo que estoy consiente es que muchas de nuestras decisiones inciden en nuestro plan y que muchas cosas se pueden cambiar.

Ey papi, saludame a Michael Jackson en el cielo, búscalo en la zona de los famosos en el cielo y también a la Selena, porfa, no la vayas a piropear 🙂 ¡jaja! bueno, solo si vos queres.

Papi, gracias por mi vida y la de mi hermano. Gracias. Vamos a estar bien. Lo material es secundario ¿sí?. Te amo.

Por cierto, estas dos canciones las cantamos ayer. Espero que te hayan gustado, te quería poner trance pero mi abuelita me hubiese regañado. Las plantitas de la casa estarán regadas y tu idea de rodear la casa con un muro verde de centavitos y hojitas lo vamos hacer con Jorgito. Tu taller quedará lo más intacto posible, en todo caso, si lo modificamos es para bien. No pudimos quedarnos con tu moto. Pero yo siempre me voy a recordar cuando me ibas a dejar en moto a la escuela.

Papi, gracias, es demasiado lo que dejaste en mi vida. Gracias por todo.

 

Aquí están las dos canciones, ambas las conocí por vos

Ventura Highway in the sunshine
Where the days are longer
The nights are stronger than moonshine
You’re gonna go I know

 

You taught me how to love
What it’s of, what it’s of
You never said too much
But still you showed the way
And I knew from watching you
Nobody else could ever know
The part of me that can’t let go

And I would give anything I own
Give up my life, my heart, my home
I would give everything I own
Just to have you back again

You Might Also Like