Internet

Otro NO típico Post sobre Redes Sociales

November 28, 2010

Otro NO típico post sobre redes sociales

Las redes sociales cambiaron mi vida.

Después de sentirme completamente identificada con el blog y Vlog (blog de video) de @LaQueSeFue, me puse a analizar qué tanto ha cambiado mi vida a causa de las redes sociales.

Antes de entrarle a las redes sociales

Recuerdo que desde pequeña fui adicta a la tecnología. Mi primera computadora la tuve a los seis años y en ella jugaba empedernidamente “Prince of Persia”, que después cambie por “Age of Empires”. Pero eso fue cuando no tenía internet.

Mi pasión por la tecnología me llevó a pedirle a mi padre una computadora cuando tenía 11 años, a hacer una conexión de teléfono que llegara hasta ella y conectarme clandestinamente al “interné”. Todavía recuerdo el mágico sonido del teléfono mientras se establecía la conexión (¡y también recuerdo la regañada que me dieron por conectarme tanto y llegar a gastar ¢800, unos $91, en un solo recibo!).

Algunos quizá piensen que estoy loca, pero la verdad no imagino mi vida sin internet. Y ahora más que nunca, pues es parte esencial de mi trabajo.

Descubrir el poder que da y el potencial que tiene internet  y ahora también las redes sociales, es completamente indescriptible.

Mi historia

En el año 2004, decidí crear mi blog y usar los espacios que te daba el Messenger (MSN) para escribir y compartir información.

Como muchos, yo también atravesé esa época en que todos pasábamos pegados al MSN. Luego creé mi LiveJournal junto con @ladyallouette y después, mi blog. Ok, acepto que he tenido muchos blogs y que siempre los he dejado tirados, pero ha sucedido por diversas razones.

Inicié con Foromatias.org, mi blog de Derecho para la gente de la Universidad Dr. José Matías Delgado. Sin embargo, no me sentía totalmente cómoda en la Facultad de Derecho, sobre todo porque nadie hablaba de los temas que quería: tecnología, games y, sobre todo, blogs.

No había nadie que estuviese generando/aportando contenido extra, es decir, que no fuera solo un blog personal. Además, yo pasaba HORAS escribiendo y aportando contenido a mi blog, aprendiendo a crear foros, tratando de usar nuevas herramientas, como Joomla, por ejemplo. ¡Aprendiendo empíricamente!

Estaba muy emocionada con la idea de crear un blog y subir contenido de Derecho hasta que me rendí simplemente no me sentí cómoda con el contenido y porque la gente no participaba, básicamente porque no sabía cómo.

¿Cómo llegue a amar las redes sociales?

Twitter, Twitter es el culpable.

Twitter es un espacio donde pude encontrar gente con los mismos intereses que yo, un lugar único para compartir y recibir información. Así es, el pajarito tuvo la culpa y me metí de lleno a esto. Me pareció el sitio perfecto para encontrar la información que necesitaba.

A pesar de que no es una red social (aunque al inicio surgió como tal), simplemente me enamoré. Hallé a muchas personas hablando de los temas que me interesan y de los cuales nunca había podido hablar de forma natural, cómoda.

Hasta cierto punto, en Twitter me sentí un poco tímida debido a que dialogaba con la crema y nata, es decir con gente que sabe mucho de diversos temas, y desafortunadamente estudiar Derecho me había limitado a crecer en esta área hasta que DESCUBRÍ que realmente la amo. Siempre la he amado.

Y el cambio…

El cambio, como dice mi amiga Reyna Cardona, es llegar a “desvirtualizarte” y conocer gente con la que compartís información. Es transformarte en un agente que influye, conocer otras opiniones, olvidarte por un momento de los medios de comunicación tradicionales y tener la posibilidad de convertir en un virus algún contenido, sobre todo si es propio. En fin, todas esas opciones las da Twitter al ser bien utilizado.

¡Siendo feliz en la telaraña!

El hecho de crear CarolMonroe Radio y saber que mucha gente la escucha es algo importante. Que las personas te quieran por el contenido que brindás es simplemente, y disculpen la expresión, AMAZING. Que la gente guste de lo que producís y le dé Retweet es sorprendente.

Amo, vivo y respiro las redes sociales porque creo que no son una moda, sino una revolución, como bien dicen por ahí. El hecho de que exista la oportunidad de tener una opinión y que esta se transmita a miles de personas no deja de sorprenderme. No logro imaginarme si tendría la misma oportunidad de llegar a tanta gente linda e intelectual, además de intercambiar información, sin contar con estos medios.

Así como en los medios tradicionales hay agentes influyentes –y no se confunda con populares– que tienen la posibilidad de mover a miles de personas, también los hay en las redes sociales y, con el respeto de ustedes, quizás tienen más reputación que las de los medios tradicionales.

Las redes sociales nos dan la oportunidad de ser agentes de cambio, de comunicar lo que aquellos no dicen. ¡Somos capaces de cambiar el mundo!

La revolución

Me alegra formar parte de esta revolución, que no considero para nada una moda. Espero algún día llegar a ser una agente influyente para una comunidad y aportar contenido de calidad.

Sin embargo, en la actualidad aún hay personas y empresas que siguen subestimando estas herramientas pese a que tienen el potencial para llegar a miles de personas. En muchos casos, han decidido no utilizarlas porque tienen miedo o porque las ven como una amenaza.

No hay nada que me cause más gracia que escuchar a personas decir que las redes sociales tienen un lapso de vida estipulado. Yo no lo creo. Como dice don Luchoedu, estas plataformas cada día están cambiando y renovándose.

La revolución de la que les hablo está cambiando nuestras vidas. En algunos casos las está mejorando porque permite la creación de espacios para expresarse, conocer nueva gente y también “desvirtualizarse”. El mejor ejemplo de esto son las TwitterMeetings.

Estoy loca, lo sé, pero simplemente amo la “interné”.

Confieso que me enamoré del video “Las redes sociales y los medios tradicionales” de Rosaura Ochoa (conocida por @LaQueSeFue), en el cual explica todo lo que quiero decir:

“Soy mi propia persona en las redes sociales, todos tenemos ahí nuestras motivaciones y objetivos muy individuales (…) Me dedico a la creación de mi propio contenido con ideas propias en la que los demás pueden estar de acuerdo. (…) ¿Y por qué lo hago? ¡Porque las redes sociales me lo permiten! (…) Las redes sociales nos dan la oportunidad de proyectarnos de forma individual (…) La Libertad de expresión tiene más eco que nunca.”

You Might Also Like