Video
0

#MusicMonday: Música para la vida y corazones enamorados > Carlos Sadness.

Carlos Sad 02

Carlos Sad 02

Te juro que nunca me había sentido así.

Son las 02:01 A.M.

Buscaba música y mientras lo hacia me encontré con estas canciones que van perfecto con mi vida, con mis días y con mis sentimientos. Así que dejé por un rato aventada mi playlist de verano y decidí enfocarme en mis sentimientos y en la vida, en lo que siento y en ese proceso, descubrí a Carlos Sadness.

Y así me di cuenta que estoy enamorada, no sé sí de alguien, no sé sí de mi, no sé sí de la vida…
Lo bueno es que hay amor en mí, en todo mi cuerpo explotando. Es lo que siento y a pesar que es claro al mismo tiempo es confuso:

No sé si soy luna o universo…

Y me pierdo.

Y me encuentro en letras ajenas, como las que me encontré hoy:

Ahora que veo el cielo en tus ojos
me atrevo a volar hasta que estemos lejos,
ahora que estamos fuera de contexto
el universo nos queda pequeño
pero sé que tú y yo correremos,
sé que tú y yo podemos,
si hace falta volaremos
porque somos dos cometas.

Tendría algo que ver contigo esa lluvia de estrellas que cayó por el camino,
el día que estuvimos a punto de perdernos dejaron de girar los planetas,
nos miraba el universo y sabían que todo era distinto
que no le hicimos caso a las señales del destino
cantándole a la lluvia
bailando como niños
sabemos que es día en que comienza el infinito

El día que tú seas una tormenta
mis letras serán nubes pasajeras

¿Quién eres tu? nunca había visto algo tan especial,
tan infinitamente humano,
es de cristal, y se rompe con las manos,
a lo mejor no podemos ni tocarnos.

Nos ha encontrado la lluvia
buscaba en el cielo lo que perdió en la memoria
todas esas nubes, me miraban asustadas
cuando alzaba los brazos pero no las alcanzaba
y dime… ¿cómo no te voy a querer?
me dice la tormenta, mientras moja mi piel..yo
yo la acaricio con la punta de mis dedos
y ella se resiste con relámpagos y truenos…

Carlos Sadness entra al soundtrack de mi vida, definitivamente.

Datos Interesantes y cómo descubrí la canción:

  • Conocí a Carlos Sadness gracias a Pachi Tamer ya que el compartió “Hoy es el día” en su Facebook, pero con una producción propia con su hija pequeña
  • La primera canción que encontré  era en versión acústica, la amé inmediatamente
  • Carlos nació en 1987, lo que me hace feliz porque es mayor que yo 
  • Es ilustrador y trabajó como publicista y creativo en agencias (lo hace más interesante todavía)
  • El compone las letras de las canciones (es intenso pero feliz :) )
  • Ha realizado colaboraciones con Love Of Lesbian, Bebe y Russian Red. Me gusta especialmente la de Russian Red.
  • Tiene un blog donde comparte el proceso creativo de sus letras y música
  • Es intenso y siento que ya lo amo.

 

Y es mi recomendación para la semana. Espero la disfruten :)

0

#MusicInspiration: I Wanted You To Stay On The Other Side

5192063662_b288a2937c_b

Me gusta cuando te dejas caer y te rompes y sos libre No me importa verte roto, incompleto. Así sos perfecto Me gusta escucharte en el silencio, dejarte ser vos Soy una expectadora de tu mundo, un satélite nada más No existo, sino estás vos Caída libre con brazos abiertos Caigo en los segundos de…
Continue reading »

0

Hola, quiero crear una nueva conexión (neuronal) contigo.

Este post pertenece a una serie de artículos creados para mi clase de neuromarketing.

Enamorarse es un proceso lindo. No solo involucra un montón de emociones, sino también mucho aprendizaje y la realización de nuevas conexiones, y cuando hablo de nuevas conexiones, nos referimos, a las conexiones neuronales.

De hecho, es uno de los procesos que involucra aprendizaje de comportamientos de otra persona: qué le gusta, qué no le gusta, qué lo hace feliz, qué no, incluso, saber sus reacciones, cómo se comporta, su lenguaje no verbal, esas cosas van creando nuevas “conexiones neuronales”.

Es por ello que el cerebro es un órgano tan dinámico: aprende y desaprende, se renueva, se reinventa, limpia lo que no sirve y nos da las dosis diarias de información que necesitamos. Es como enamorarse: haces una conexión con algo, aprendes, haces cosas automáticamente y deshechas (o en otras obvias o aprendes) de los defectos de la otra persona y sí llegases a cortar, eliminas completamente esos sentimientos, es decir, no se re-activan tan fácil, podes eliminar información que no te sirve automáticamente y no sentirte mal en el proceso, porque, nisiquiera te diste cuenta.

Optimizando nuestro cerebro

Sino existiese este tipo de neuroplasticidad, nuestro cerebro (y nuestras vidas) serían sumamente complicadas ¿te imaginas el proceso para olvidar algo? ¿te imaginas qué tuvieses que aprender cosas básicas a través de un proceso largo? o tener que decirle a tu cerebro: necesito que olvides esto, porque ya no nos hace bien (estoy evitando que nos deprimamos y que tengas pensamientos no lucidos y queras hacerte daño en la vida), así que nuestro cerebro usualmente juega por nuestra parte, queriendo que nuestra vida sea lo más tranquila posible y que los procesos de aprendizaje sean lo menos tedioso posibles, en el sentido que vos estas aprendiendo sin saberlo, a pura observación, cuando querés hacer algo que no sabes que haz hecho pero tu cerebro te lo recuerda de la nada o te da una imagen de cómo hacerlo: ¡DING DING DING! sabes que ya tenías el conocimiento adquirido, pero no sabías que estaba, pero tu cerebro sí. Lo mismo pasa cuando haz tenido un momento difícil. Tu cerebro te dice: chavo, quiero que olvides esto. Esto no te hace bien, lo eliminaré.

Y nuestro cerebro nos canta seguramente:

I’ve changed my mind
I take it back
Erase and rewind
‘Cause I’ve been changing my mind
Erase and rewind
‘Cause I’ve been changing my mind
I’ve changed my mind

Así que al final del día, debemos de estar agradecidos por la neuroplasticidad de nuestros cerebros, que nos permiten aprender, asociar cosas y ponerlas en práctica, olvidar para hacernos sentir mejor, pero sobre todo, darnos la posibilidad de generar nuevas conexiones, no solo entre neuronas, sino también con otros humanos.

0

Sentidos y marketing

Este post pertenece a una serie de artículos para mi clase de neuromarketing 

Hablar de sentidos es un poco complicado desde un post-blog en el que aparentemente solo puedes usar dos sentidos: visión, habla y escucha. Sobre todo en Internet, donde particularmente, tenemos una relación con lo que vemos y lo transformamos  en nuestra mente. Y a pesar que Internet podría ser considerado como un espacio en que los sentidos no están tan relaciones, estos  juegan un aspecto básico a la hora de crear experiencias, sobre todo a nivel de marketing, tal cómo lo hemos visto en clase, la mayor parte de las cosas que buscamos los humanos es la experiencia con nuestros sentidos, recordar texturas, olores, sabores, cualquier cosa que nos genere improntas y nos marque ¿pero cómo lo hacemos en Internet?. En el caso de marketing digital también podemos crear experiencias, y aunque muchas veces suene como algo no fácil, se puede lograr, o al menos, se puede activar. Y es en este caso en el que se activan los otros sentidos, los sentidos internos. 

Los cuatro sentidos internos tienen que ver con el sentido común, la imaginación, el aspecto cognitivo y asimilación de la información así como  la memoria. Y sí lo vemos desde un punto lógico y ordenado, tiene sentido (valga la redundancia), ya que  a través del sentido común logramos extraer información con nuestros cuatro sentidos (tal cómo el caso que escuchamos el audio del barbero que cortaba el cabello) a través del oído escuchamos y analizamos la información, pero fue nuestra imaginación la que logró que sintiéramos y viviéramos el momento, cómo sí estabamos ahí, tomando un corte de cabello, es por eso que también se abordó con preguntas, con una plática, cuando se cuestiona y pregunta: ¿usted escucha mi voz? ¿bajo qué tono? es porque estabamos estimulando los sentidos internos ¿o no? y en todo caso, usted recordará esa experiencia, es ahí donde trabaja el aspecto cognitivo/cogitativo y la asimilación de la información que después queda en nuestra memoria y la marca como experiencia.

Entonces, retomando el tema, del marketing digital, a pesar que juega con basicamente dos sentidos, lo que busca es explotar los sentidos internos. Crear experiencias a través de videojuegos, sonidos, crear aparente texturas, en fin. Cualquier cosa que motive y exalte nuestros sentidos y genere experiencia.